Review: Intel Core i9 9900K

Intel Core i9 9900K Review

“Intel 14nm++ con 8 núcleos y 16 hilos hasta 5 GHz”

Bienvenidos a la reseña del procesador de novena generación, Intel core i9 9900K. Porque estamos tratando de lanzar por lo menos dos reseñas el día de lanzamiento de estos procesadores, tendremos menos detalles técnicos de lo habitual e iremos directo al grano.

Pese a ello, nombraremos algunas pequeñas novedades que trae este procesador a comparación de los procesadores de octava generación en la introducción.

También hay que resaltar que las últimas semanas ha habido bastante drama entre la prensa tech, Intel y pruebas que hubo con Principled Technologies, comisionadas por la empresa azul.

Dejaremos de lado algún tipo de “fan-boyismo” de lado y analizaremos al producto tal cual como es, obviando todo el melodrama que lastimosamente ha girado alrededor de este lanzamiento.

Y es por eso que el cerdo favorito de todos se ha quemado cual tocino por muchos días de arduas pruebas para traerles este review.

La muestra procesador no fue entregado mediante Intel y no hemos firmado ningún NDA, pero por respeto a otras medias hemos respetado la fecha de lanzamiento. Esta muestra es un ES (Engineering Sample) muestra de ingeniería.

Tabla de contenido

1). Introducción y cambios
2). Benchmarks de productividad
3). Benchmarks de juegos
4). Consumo, temperaturas y overclock
5). Conclusión

Intel Core i9 9900K

Presentación retail del procesador Intel Core i9 9900K

1). Introducción y cambios

Con el lanzamiento de procesadores de Intel de novena generación, frente a la competencia actual que trae AMD Ryzen, Intel ha decidido una vez más ampliar los núcleos en su familia de procesadores “mainstream”.

El Intel Core i9 9900K cuenta con 8 núcleos y 16 hilos con una frecuencia turbo de hasta 5 GHz, además de haber cambiado el material de interfase térmica (TIM), de TIM con pasta disipadora a TIM soldadura.

Esto teóricamente debería dar menores temperaturas y quitaría la necesidad que el usuario final tenga que hacer delidding al procesador, efectivamente quitando la garantía de la unidad.

Otro de los cambios confirmado por Intel, es que el procesador ha recibido algunos cambios en el silicio mismo trayendo protección a algunos de las explotaciones de Spectre y Meltdown a nivel de hardware.

Recientemente se ha anunciado que, en diciembre, los procesadores de novena generación tendrán soporte hasta 128GB de RAM usando 4 DIMMs. Para los gamers, esto no es relevante, pero para los productores de contenido y productividad tal vez sea de interés.

Veamos una tabla de referencia:

Intel Core 9th Gen Specs

2). Benchmarks de productividad

Corrimos las pruebas correspondientes que hacemos en XanxoGaming. Dentro de ellas están:

CBR15
Corona Benchmark
CPUz
Geekbench 4
WPrime1024
Blender
POV Benchmark
VRAY Benchmark
PCMark10

Esta sección será actualizada durante los próximos días ya que el tiempo límite del lanzamiento terminó, pero promediando la diferencia de performance dentro de los ocho benchmark promedio (a excepción de AIDA64) hay una diferencia de 12.23%

Promediar benchmarks sintéticos con reales no es buena idea, entonces veremos la diferencia entre los dos pesos pesados, el Intel core i9 9900K y el Ryzen 7 2700X en dos situaciones reales.

CBR15 es basado en el Cinema4D Renderer que es usado en escenarios profesionales.

El otro software que tiene bastante adopción es Blender.

En CBR15 la ventaja porcental del 9900K sobre el 2700X es de 12.10%.

En Blender, la ventaja porcentual del 9900K sobre el 2700X es de 17.17%.

3). Benchmarks de juegos

Tal vez esta sea la parte más interesante para el público gamer por el desempeño que estos procesadores tienen al momento de jugar.

Antes de ir a fondo con las tablas correspondientes, pondremos una vez más el sistema completo del banco de pruebas tanto para los sistemas Intel y AMD.

Sistema Intel

Procesador: Intel core i9 9900K
Placa madre: GIGABYTE Z390 AORUS Master
RAM: G.Skill Trident Z RGB 3200 MHz CL14
Tarjeta de video: GIGABYTE GeForce RTX 2080 Ti Gaming OC
Sistema Operativo: Windows 10 Home April’s Update
Refrigeración: EVGA CLC 280
Fuente: EVGA Supernova 750W G3
NVIDIA Driver: 411.70

Sistema AMD

Procesador: AMD Ryzen 7 2700X
Placa madre: GIGABYTE X470 AORUS Gaming 7 Wifi
RAM: G.Skill Trident Z RGB 3200 MHz CL14
Tarjeta de video: GIGABYTE GeForce RTX 2080 Ti Gaming OC
Sistema Operativo: Windows 10 Home April’s Update
Refrigeración: NZXT Kraken X72
Fuente: EVGA Supernova 750W G2
NVIDIA Driver: 411.70

A diferencia de las pruebas iniciales que hizo Principled Technologies, las pruebas se han hecho sin ningún núcleo deshabilitado y con los timings de memorias RAM primarios y secundarios óptimos.

La placa GIGABYTE X470 AORUS Gaming 7 Wifi aplica de forma impecable los timings primarios/secundarios/terciarios y no se necesita hacer manipulación manual a excepción de aplicar el perfil XMP.

Además, tenemos más de un año de experiencia con sistemas AMD Ryzen de uso diario, en donde hemos hecho overclock al procesador, a memorias RAM entre otras cosas más y nos da la seguridad de reflejar los resultados que verán a continuación.

¿Cómo comparar benchmarks de un portal con otro?

Lastimosamente no se puede. Cada portal elige una porción distinta de un juego para medir los FPS respectivos de la secuencia elegida. Además, podrían distar en ciertos casos si es que usaron alguna configuración en particular o, por ejemplo, otro KIT de RAM.

¿Por qué rayos estas usando una RTX 2080 Ti en 1080p, cual es la lógica?

Para comenzar, no sugerimos usar una GeForce RTX 2080 Ti para jugar en 1080p de resolución. La lógica detrás de usar la tarjeta más poderosa actual es ver el cuello de botella que puede generar el procesador a la GPU.

La data sacada en 1080p sirve para ver que procesador es “más eficiente a futuro” al momento que la GPU deje de ser el impedimento primario de “cuello de botella”. Incluso algunos portales llegan a hacer pruebas a 720p/900p de resolución.

También la data en 1080p es útil para ver que procesador es el más adecuado (quitando factor precio de lado) para jugadores que usan una tasa alta de refresco. Por alguna razón existen monitores de 144hz, overclockeables a 165hz e incluso de 240hz existentes en Full HD (1080p).

Adicionalmente como es de costumbre, hay información en otras resoluciones como 1440p y 2160p donde el factor “cuello de botella” o limitante es la GPU, pero esto varía dependiendo del juego.

2160p o el mal llamado “4K” bajo una configuración de alta calidad, está atado más a la tarjeta de video.

Sobre la elección de librería de juegos, es la que tenemos en mano. Con suerte a futuro revisaremos/cambiaremos los juegos de prueba agregando algunos más con DX12, pero dentro de ellos hay varios títulos modernos y/o populares como los siguientes:

-Assassin’s Creed: Origins
-Battlefield 1 DX11 (El límite de FPS de 200 se ha expandido a 500)
-Final Fantasy XV Window’s Edition (El límite de FPS de 120 se ha expandido a 500)
-Fortnite
-Overwatch
-Prey (2017) (El límite de FPS de 144 se ha expandido a 500)
-Player Unknown’s Battleground
-Rise of Tomb Raider DX11
-Middle-Earth: Shadow of War
-The Witcher 3

Caso extra para esta reseña y se tratará como un caso aislado:

-Dota 2 (El límite de FPS de 240 se ha expandido a 500).

En cuanto a los precios de comparación con otros productos, usaremos el precio actual de Amazon en el caso de Intel, ya que existe una escasez real de procesadores de la marca azul que ha elevado sus precios.

En cuanto a AMD, actualmente está en oferta a 305 dólares, pero respetaremos en este caso el precio regular, ya que en el caso de marca roja no hay problemas de oferta. Los 305 dólares americanos es una oferta de ocasión.

Lamentablemente no tenemos un precio para Perú del 9900K, 9700K, pero el precio actual del Ryzen 7 2700X es de 419 dólares (pueden encontrarlo algunos dólares más o menos).

Assassin’s Creed Origins:

Este título es reciente, aunque no tanto como el Odyssey. El juego es bastante demandante al GPU, pero se puede ver la diferencia de performance entre los procesadores.

Intel i9 9900K Assassin's Creed Origins

Battlefield 1

El límite de 200 FPS del juego fue incrementado a 500.

 

Battlefield 1 es un título también reciente y está bastante optimizado donde no ocurre microparos (“stutter”) en el juego. Los gamers están a la esperada Battlefield V que probablemente tenga un game engine más actualizado.

Intel i9 9900K Battlefield 1

La diferencia de performance puede ser notado en resoluciones como 1080p y 1440p.

No sabemos si el motor de juego del BFV será similar, pero en BF1, jugadores que usan tarjetas de video de gama alta para jugar y un monitor de 1440p 144hz, reciben beneficio al usar un procesador Intel (obviando el tema de costo, esto será analizado en la conclusión).

Final Fantasy XV

El límite de 120 FPS del juego fue incrementado a 500.

FFXV es un título reciente y Square Enix ha hecho un port bastante aceptable para PC. Es un juego que exige una demanda alta gráficamente.

Intel i9 9900K FFXV

El juego se comportó un poco errático con algunos momentos, aunque nada extraordinario (tomar en cuenta que existe margen de error de 1-2% en el peor caso).

Fortnite

Fortnite es uno de los juegos más populares del momento. Obviamente tiene que entrar en la lista de benchmark en la mejor resolución que permite el juego, EPIC.

El motor del juego parece tener una predilección por Intel cuando hablamos de FPS bastante elevados.

Intel i9 9900K Fortnite

Nada fuera de lo normal.

Overwatch

Overwatch sigue siendo un título popular por Blizzard.

Podemos ver que el juego ha madurado muy bien con su soporte con procesadores AMD Ryzen (con énfasis en Ryzen segunda generación).

Intel i9 9900K Overwatch

Sin hacer ninguna modificación al máximo de FPS (que ya de por sí es un elevado 300) La diferencia entre el 9900K y el 2700X es casi inexistente o muy poco.

Este es el único juego de toda nuestra lista, que da curiosidad de bajar a una menor resolución e incrementar el máximo de FPS. (Si nos alcanza tiempo post-reseña veremos si incrementando a 400 FPS o 500FPS en 1080p hace alguna diferencia).

Prey (2017)

El límite de 144 FPS del juego fue incrementado a 500.

Pese a que los FPS en 1080p son muy elevados, el juego nos cuenta la siguiente historia:

Intel i9 9900K Prey

El juego usa el motor de juego CryEngine 4. El motor no es el más reciente, pero por tener una buena compatibilidad entre varias plataformas (PS4, XBO) fue el escogido por Arkane Studios.

En la tabla uno puede las diferencias respectivas.

Player Unknown’s Battleground

La popularidad del juego ha bajado desde su cúspide, pero sigue siendo bastante relevante para una buena sección de la comunidad gamer. Fue quien inició la fiebre Battle Royale.

El juego al igual que Fortnite, usa Unreal Engine 4 (aunque Epic Games ha hecho modificaciones fuertes en Fortnite). Este título ha recibido fuertes críticas en el pasado por su pobre optimización y altos requerimientos de hardware.

Por suerte, esto ha cambiado a comparación del año pasado.

Intel i9 9900K PUBG

Este es el único título donde encontramos un comportamiento bastante errático y no estamos hablando respecto al 9900K. El 9700K presentó una anomalía, que incluso después de haber probado diferentes soluciones durante una hora y media; resultó en los FPS bajos (a excepción de 2160p).

Tal vez sea un tema de drivers y probaremos con drivers más recientes si tenemos la oportunidad.

En cuanto a la diferencia de performance con el 2700X, creemos que no hay error en ese aspecto.

Rise of the Tomb Raider (DX11)

El juego es un poco antiguo (no contamos con el nuevo título de Shadow of Tomb Raider) pero es un AAA popular que se puede conseguir a un buen precio actualmente.

El juego no favorece a Ryzen como verán. Los juegos algo veteranos tienden a tener esta característica. Otros juegos como World of Warcraft Cataclysm o CS: GO reflejan resultados similares.

Intel i9 9900K ROTR DX11

Títulos antiguos están optimizados hasta cierta cantidad de núcleos y sobre todo frecuencia. A veces pueden escalar negativamente al aumentar más núcleos e hilos incluso.

Middle-Earth: Shadow of War

La expansión de Shadow of Mordor recibió una mejora de motor de juego. Veamos como funcionó en los diferentes procesadores.

El motor gráfico Firebird es uno de los más reciente por producciones Monolith.

Hay cierta ventaja con los procesadores Intel sobre Ryzen, especialmente en 1080p. Subiendo de resolución, el margen de ventaja disminuye ya que la carga pasa a ser limitada por la misma tarjeta de video.

The Witcher 3

Uno de los juegos críticamente aclamados, sigue siendo un título AAA bastante atractivo y el precio actual en PC es bastante bajo.

El engine usado es personalizado por CD Projekt RED, REDEngine 3.

Intel i9 9900K The Witcher 3

La historia es bastante sencilla; en 1080p y 1440p donde no existe tanta la limitación de la tarjeta de video, el 9900K supera a su contra parte de AMD. Incluso en 4K, los 1% y 0.1% LOW son más estables en el 9900K.

Ahora un promedio de los diez juegos examinados en las tres resoluciones diferentes:

1080p

Intel i9 9900K 1080p

1440p

Intel i9 9900K 1440p

2160p

Intel i9 9900K 2160p

En la conclusión haremos un análisis detallado de estos números, pero antes veamos un caso particular que es muy relevante para el mercado peruano; Dota 2.

Dota 2

Antes de mostrar la siguiente data; de nuevo pondremos que no sugerimos en lo absoluto comprar una RTX 2080 Ti para jugar DOTA 2 incluso a resolución de 4K, ya que no se necesita una bestia de tarjeta de video para jugar bajo esas resoluciones.

Dicho esto, la data sirve para revisar si hay algún cuello de botella o si el juego beneficia al procesador Intel o AMD para este título en especial. El límite de FPS fue incrementado de 240 a 500 FPS.

El procesador Ryzen tiene una desventaja de 34%~ incluso a resolución alta. Como mencionado antes, la RTX 2080 Ti es algo irreal como uso para un jugador que su único foco sea jugar Dota 2.

Teniendo este dato a mano, estaremos haciendo en los siguientes días pruebas con una tarjeta de video que tiene más sentido de compararla, la GTX 1060 6GB. Estén al tanto de ello.

4). Consumo, temperaturas y overclock

=================En proceso=================

Intel 9th Gen Temperatures

Versión resumida:

El Intel core i9 9900K en configuración de stock mantiene temperaturas aceptables. Una vez overclockeada con solamente con 1.32v, usando Prime95 (Non AVX), puede llegar hasta 100 grados centígrados usando un cooler de refrigeración líquida con radiador de 280mm.

Una carga de Prime95 es bastante irreal, pero frente al Ryzen 7 2700X (configuración de fábrica) hay una diferencia de 15 grados centígrados en la misma prueba a favor del 2700X.

Nuestra muestra logró un overclock estable en todos los núcleos a 5 GHz con 1.32v. 5.1 GHz no fue estable incluso probando en dos modelos diferentes de placa.

Para estos nuevos procesadores, entre 1.25v-1.3v es lo máximo que sugerimos usar, porque llegarán con problemas de temperaturas.

La placa Z370 que tenemos también llegó a 117 gradós centígrados (ambiente 17 grados centígrados) así que decidimos no sobre esforzarla más. Sugerimos escoger una buena placa Z390 o de gama alta Z370 en el caso de hacer overclock con la 9900K.

Recuerden que la versión de Prime95 no contiene instrucciones AVX.

Si uno desea sacar el mayor juego del procesador, se necesitará refrigeración algo exótica o incluso deliddear + die lapping.

Temperaturas Intel i9 9900K

5). Conclusión

Esta sección va ser más larga de lo usual y comenzará con una mini-editorial de la coyuntura que ha pasado alrededor del lanzamiento de los productos de novena generación.

Presumo que varios reviewers, debido al drama que hubo alrededor de Principled Technologies e Intel, probablemente tengan una opinión parcial que, en el peor de los casos, pueda ser llevada a su reseña final.

Como esto está siendo redactado antes de la fecha de embargo, no podemos estar 100% seguros de que esto pase y si las reseñas saldrán totalmente imparciales, a buena hora.

En XanxoGaming, pese a que podamos tener una opinión personal de como las empresas puedan comportarse de una manera u otra, al momento de hacerle una reseña analizamos el producto en sí con la data que podamos sacar dentro nuestra mejor habilidad, haciendo foco a varios factores como:

-Rendimiento
-Precio/valor
-Algún comentario al marketing que la empresa pueda decir respecto al producto

En el caso de un procesador, hacemos lo mejor que se puede analizando los siguientes puntos lo mejor que podamos:

-Rendimiento en Gaming
-Rendimiento en Productividad
-Consumo/temperaturas/overclock

Comencemos con el tema más candente de las últimas semanas, el performance del Intel core i9 9900K en juegos.

Gaming

Obviando el drama de Intel y Principled Technologies, cuando Intel se refirió a que el Intel core i9 9900K es el mejor procesador para juegos, los que están bien informados deberían saber que esa declaración es real.

Las dos preguntas que faltaban responder son:

¿Por cuánto porcentaje adicional?
¿Por cuánto valor adicional?

1080p

Intel i9 9900K 1080p

1440p

Intel i9 9900K 1440p

2160p

Intel i9 9900K 2160p

Tenemos que decir que hay muchos más juegos de los que hemos testeado, pero directamente viendo el Intel core i9 9900K versus su competencia directa, en resoluciones más bajas y escenarios que el cuello de botella no esté enfocado en la tarjeta en sí, el procesador de Intel tendrá ventaja sobre el AMD Ryzen 7 2700X.

Esto lo hemos visto desde la reseña del Ryzen 7 2700X en juegos como TW3 con una GTX 1080 Ti, pero se ha pronunciado más ahora que la posta ha subido a una RTX 2080 Ti.

Hay juegos donde hay un margen de diferencia de 30~ por ciento en 1080p. Queremos recalcar una vez más, si uno usa una RTX 2080 Ti, no sugerimos usarlo en 1080p de resolución y la idea elemental de hacer tales pruebas es ver el cuello de botella generado por el procesador en escenarios donde la GPU no sea el limitante.

Ojo, estos números no incluyen las pruebas hechas en Dota 2 al cual dedicaremos un artículo especial.

Incluso en 1440p el 9900K tuvo una ventaja de casi 10%. Añadiendo más juegos probablemente la diferencia de performance baje menos, digamos entre un 14~16% en 1080p y 6-8% en 1440p.

En situaciones en donde el cuello de botella es completamente limitado por la tarjeta de video, en este caso 4K Ultra (juegos demandantes), la percepción de diferencia de performance es mínima a casi inexistente entre los procesadores testeados.

Para resumirlo en pocas palabras:

“En situaciones donde el principal limitante es la tarjeta de video, el margen de diferencia entre los procesadores es mínimo/inexistente, pero cuando deja de serlo, Intel puede llegar a tener en casos extremos, una diferencia bastante amplia”.

¿Por qué ocurre esto?

Hay varias razones:

-Intel tiene mejor IPC que AMD actualmente y no todos los juegos están optimizados para uso de más de cierta cantidad de núcleos.
-Intel ha tenido dominancia en procesadores por muchos años y varios títulos han estado enfocado a dar el mejor soporte a procesadores de Intel.

¿Esto quiere decir que jugar en AMD es malo? No. Simplemente en ciertos escenarios y juegos específicos, Intel va tener una ventaja de moderada hasta abismal (CS:GO, World of Warcraft, Dota 2, etc).

Esto le hace un poco difícil al gamer casual saber cual procesador escoger, pero al momento de hacer la compra deberían preguntarse “cuál es el juego que más usan en su día a día”

Para jugadores que deseen jugar sin tener ningún tipo de compromiso en performance, probablemente un procesador Intel (ojo, no específicamente el 9900K) sea una apuesta segura.

Jugadores que su objetivo es jugar a una tasa de refresco alto podría estar en la lista.

Hasta el momento podrían decir que hemos estado hablando mil maravillas del 9900K, pero tiene un gran talón de Aquiles: su costo.

Los usuarios que sean muy conscientes de la inversión que tienen que hacer, si es estrictamente “gaming” verán que el Intel core i9 9900K está muchísimo más que un Ryzen 7 2700X.

El tema performance/precio en cuanto a gaming estrictamente, es el punto débil del 9900K y probablemente aleje a bastantes usuarios.

Además, tenemos que añadir el factor que además uno tiene que agregar un costo adicional de la disipación necesaria para el procesador, sugerimos un cooler de aire de gama media/alta o una refrigeración líquida de 240mm+.

En ese sentido, no podemos recomendar ciegamente y decir que este sea el procesador a escoger si sólo factorizamos jugar, tomando la premisa de costo a la par (les sugerimos revisar la reseña del i7 9700K).

GIGABYTE Z390 AORUS Master Intel i9 9900K

Test Rig usado para los benchmarks de Intel. No se preocupen, el cable PCI-Riser no generó cuello de botella. Nos aseguramos de ello.

Productividad

A diferencia de gaming, este departamento es un poco más sencillo. Comparando el performance brindado por el antiguo procesador de bandera el 8700K, la subida de performance es substancial.

Dos núcleos adicionales y 300 MHz mayor en frecuencia cuando se usan todos los núcleos a comparación del 8700K.

Nuestro portal no es experto en el mundo de productividad, pero hay muchísimas tareas diferentes fuera de los benchmarks usados, como CAD en 2D/3D, render de CAD y mapeo.

Algunos del software de productividad escala bien con Intel en diferentes situaciones, especialmente en tareas donde el uso mono-núcleo predomine y el IPC de Intel se haga notar.

También escala bien con software que use hace uso óptimo de todos los núcleos e hilos. En ese sentido el 9900K llama bastante la atención.

De nuevo, el aumento de mejora de productividad no escala muy bien con el costo, pero el recientemente anunciado soporte de hasta 128GB de RAM tal vez sea el agrado de algunos que tengan una opción adicional para Workstation o trabajos de mapeo, sin tener que subir a una plataforma HEDT, en donde el costo es mayor.

La única limitante en este punto de vista, es el límite de rieles de PCI Express que tiene de por si el Intel core i9 9900K.

El Intel core i9 9900K trae lo mejor de los dos mundos, IPC y clocks altos de fábrica en uso mono-nucleo y multi-núcleo, con un precio algo elevado.

Los usuarios que tengan un presupuesto bastante ajustado tal vez puedan revisar como alternativa el Ryzen 7 2700X, pero no necesariamente todo se trate de performance/precio. Hay otro valor importante en cuanto a productividad que también va a la mano con esos dos; y ese es TIEMPO.

Al final el usuario final tendrá que ver si el costo mayor justifica el ahorro en tiempo al momento de tener un uso productivo aun estando en una plataforma de consumidor, o hacer el siguiente salto a Intel Core X-Series (X299) o AMD Threadripper (TR4 X399).

Gaming + Streaming

Los usuarios que quieran comenzar en el mundo de jugar y hacer stream al mismo tiempo, no es necesario saltar al Intel core i9 9900K para comenzar.

Hay mejoras ofertas en el mercado en cuanto a precio como el Ryzen 5 2600/2600X o Ryzen 7 2700X. Habrá una penalidad de FPS en juegos como se ha visto, pero en cuanto a inversión necesaria va ser mucho menor.

La diferencia de ahorro podría ser invertida en alguna mejora de la PC, como una mejor tarjeta de video.

Temperaturas/Consumo/Overclock

Esta es la parte más preocupante fuera de la proposición de valor en ciertos escenarios. A menos que la muestra que probamos no haya usado una buena soldadura, puedo decir que el procesador calienta muchísimo una vez overclockeado.

Va a ser incluso una necesidad usar refrigeración líquida personalizable (tubería/manguera) para obtener temperaturas aceptables con el Intel core i9 9900K; algo que no se había visto antes.

Supuestamente la nueva soldadura debería haber arrojado temperaturas menores, pero tal vez sea el resultado de poner ocho núcleos en un espacio bastante restringido.

Ahora repito, esto sucede cuando se hace overclock con el procesador. De uso de fábrica, mostró temperaturas “aún aceptables” pero hay que recordar que para las pruebas usamos un CLC de 280mm. Este último punto nos lleva a la sección final de la reseña.

14nm en su último respiro

El tema de temperaturas elevadas en overclock y consumo, nos cuenta una historia bastante particular. Ha sido ejemplar lo que Intel ha logrado con 14nm y refinarlo hasta el punto que vemos con el Intel core i9 9900K en cuanto a performance.

El problema es que 14nm++ como es mostrado en temperaturas y consumo, nos cuenta que el proceso de fabricación ha llegado a su límite.

Es urgente tanto para Intel, como para el consumidor, que se arregle los problemas que Intel está teniendo con su fabricación de 10nm. ¿Por qué el consumidor?

Bajo ningún escenario nos agradaría que pasen las cosas al revés:

-Un escenario donde no haya competencia y el retraso de 10nm que, si bien es cierto que favorecería a AMD, podría ocasionar lo que pasó por muchos años, poca innovación y presión para sacar nuevos productos y/o traducir la competencia en precios altamente competitivos.

TSMC 7nm y Zen 2 se estrenan el próximo año y aunque AMD haya prometido una mejora de IPC de 13%, subirnos al bote del hype es algo que esperaremos hasta la fecha del lanzamiento del producto (esperemos que termine siendo cierto).

No creo que Intel pueda hacer una nueva iteración de 14nm el próximo año en el caso que 10nm se retrase aún más. O tendría que cambiar la arquitectura para que use alguna solución momentánea o por primera vez ver a Intel haciendo una reducción en precios, una situación que no hemos visto pasar aún.

Por el bien del consumidor, esperemos que se arreglen los problemas con el proceso de fabricación de 10nm y siga la competencia.

Palabras finales

El Intel Core i9 9900K es sin duda el mejor procesador para gaming en el 2018 y tiene un muy buen performance en productividad. En configuración de fábrica trae unos clocks altos no vistos anteriormente en el proceso de fabricación de 14nm de Intel durante su historia.

En el departamento de latencia de RAM, sigue siendo rey y el performance mono y multi núcleo es bueno. Es un procesador que tiene lo mejor del mundo gamer y performance de productividad bastante impresionante.

Los puntos débiles del procesador es el costo elevado a comparación de la competencia y los que toman muchísimo a consideración performance/precio pueda no ser de su agrado.

Pese a que supuestamente ha cambiado de TIM pasta térmica a TIM de soldadura, las temperaturas ahora son muy elevadas al momento de hacer overclock. Los entusiastas van a casi tener una necesidad de usar refrigeración por tubo/manguera con un bloque de agua bueno y un radiador que esté a la talla de disipar lo necesario.

Pros

-El “mejor” procesador para gaming en el 2018.
-Buen performance en juegos/juegos+stream y productividad sin tener que hacer el salto a plataforma HEDT.
-Frecuencias altas (clocks) de fábrica.
-Como es de costumbre, buen controlador de memoria y bajas latencias con soporte futuro hasta 128GB en cuatro slots. (Diciembre 2018)

Cons

-Performance/precio en netamente gaming es bajo frente a otras alternativas. (Incluso con otros procesadores Intel)
-Procesador calienta mucho al momento de hacer overclock y será casi necesario usar refrigeración personalizada para sacar el mayor jugo.
-Menor techo de overclock ya que el procesador viene con frecuencias bastantes elevadas de fábrica.
-Poca disponibilidad al momento de lanzamiento lo que hace subir aún más el precio.

En XanxoGaming le damos el premio de oro y de performance al Intel Core i9 9900K. Esperemos que los problemas de Intel 10nm se resuelvan por el bien de la competencia.

XanxoGaming Performance AwardPremio XanxoGaming

Edición: Enrique Ego-Aguirre

Si te gustó este artículo, nos ayudas bastante haciendo like, share .Si tienen alguna duda, pueden seguirnos en nuestras redes sociales:

Facebook
Twitter
Twitch
Youtube

Comentarios